Durante el webinar «On refait le soin» del jueves 18 de marzo, varios fisioterapeutas expertos del deporte y Winback presentaron el dispositivo R-Shock (focused tecar), explicando casos clínicos en torno a patologías relacionadas con la práctica del baloncesto. Gracias a su electrodo el dispositivo R-SHOCK, permite una difusión de energía específica y rápida. Además, con la combinación de dos corrientes diferentes, una corriente TECAR y una corriente pulsada de baja frecuencia, ofrecen diferentes campos de aplicación, desde las patologías agudas hasta las crónicas.

Con 1.000 movimientos diferentes por partido, cambios de dirección y de ritmo cada 2 ó 3 segundos, el baloncesto es el deporte número uno en lesiones para las mujeres. Los saltos representan el 3% del tiempo de juego, que es tanto como en el voleibol.

El 64% de estas lesiones afectan a las extremidades inferiores, con una mayoría de esguinces de tobillo, lesiones musculares o tendinopatías»[1].

Caso clínico: tendinosis en una jugadora de la selección francesa de baloncesto

Al abordar este caso, se abordó primero la fisiopatología del tendón. El tendón no es una estructura inerte: se modifica, se regenera y se repara. Se somete a restricciones uniaxiales y multidireccionales. Sus células garantizan permanentemente su homeostasis, es decir, un equilibrio entre la síntesis y la degradación de la matriz extracelular.

El tendón se adapta a una carga de trabajo adecuada, como también en el entrenamiento. Por lo tanto, hay que equilibrar la carga de trabajo y el esfuerzo intensivo. Un desequilibrio conducirá a un riesgo de patologías: de la tendinopatía reactiva a la reelaboración del tendón, y luego a la tendinopatía degenerativa. Una carga excesiva puede provocar microlesiones agravadas por el estado nutricional, la deshidratación, etc.

Esta encrucijada de limitaciones impone una estructura específica al tendón, con diferentes partes del mismo que pueden presentar diferentes patologías: tendinosis (cuerpo del tendón), paratenonitis (apéndices) y entesopatía (inserciones). La evaluación de la tendinopatía, buscando el mecanismo de la lesión y el entorno de las limitaciones mecánicas con un examen clínico, puede llevar a precisar el tipo de tendinopatía y su gravedad.

En nuestro caso, la jugadora de 38 años lleva jugando como profesional desde el 2009 y juega de base. Su posición requiere mucha aceleración y desaceleración. Entre sus antecedentes, tiene muy pocas lesiones, salvo una lesión mioaponeurótica del sóleo hace un año. El examen clínico muestra un dolor al levantarse que aparece durante el entrenamiento y tiene dificultad para desaparecer después del mismo. A la palpación, el tendón está engrosado y es doloroso internamente.

La contribución del dispositivo R-SHOCK

Las aportaciones del dispositivo R-SHOCK en la tendonosis son:

  • Analgesia inmediata con el modo PULSE
  • Revascularización con el modo TECAR
  • Síntesis de colágeno con el modo SHOCK (TECAR + PULSE)

Para el tratamiento, la fisioterapeuta de la federación francesa de baloncesto utilizó el dispositivo R-SHOCK combinando técnicas fasciales (pinza rodada, masaje, etc…), en la consulta pero también antes de los partidos.


Resultados:

– Efecto inmediato sobre el dolor (segunda sesión, habiendo solicitado la propia jugadora las sesiones previas al partido).

– Efecto duradero durante el tratamiento (remodelación del tendón después de 3 semanas)

La aplicación del tratamiento funcional se hizo en paralelo, con un protocolo adaptado de recarga (restricción progresiva)[2] El uso del dispositivo R-SHOCK permitió así a la jugadora volver rápidamente al terreno de juego sin dolor.

[1]  Les blessures liées à la pratique du basketball : revue systématiqe des études épidémiologiques, C.Foschia, F.Tassery, V.Cavelier, A.Rambaud, P.Edouard

[2] Current Clinical Concepts : Conservative Management of Achilles Tendinopathy, Karin Grävare Silbernagel, PhD, PT, ATC ; Shawn Hanlon, MS, ATC, CSCS ; Andrew Sprague, DPT, MS, PT ; J Athl Train (2020) 55 (5): 438–447.